Acceder a la Videoteca

 

Acceder a la Galería Fotográfica

 

Acceder a la Visita Virtual

 

Colectivos | Participa

 

Buzón del Ciudadano

 

Acceder al Portal de Servicios Telemáticos

 

Acceder al Perfil del Contratante

 

Castellar en la Red

Síguenos en Facebook    Síguenos en Twitter    Síguenos en YouTube

Se encuentra usted aquí

Inicio
Iglesia Ex-Colegiata de Santiago
  • Historia

Esta sobria construcción de elegantes proporciones, que data de mediados del siglo XVII, fue en su tiempo una de las más importantes de la provincia, está orientada al suroeste y está dividida en dos partes, iglesia y colegio con patio. Su fundación se debe a D. Mendo Benavides, que encargó las obras a Juan y Alonso de Aranda y Salazar en 1642. Fue elevada al rango de colegiata por el Papa Inocencio XII.

Las obras de la Capilla comenzaron en 1642 y finalizaron en 1648. El estilo arquitectónico se ajusta al del siglo XVII y aunque conserva el del Renacimiento, en su fachada principal y en la posterior que da al Claustro, desaparecen las columnas, conservándose contrafuertes formando pilastras con remates esféricos, algunos en cada fachada, desaparecidos concretamente el de la principal, en la Guerra Civil al hacer impacto una de las campanas tiradas desde la torre.

Llama la atención el gran parecido entre esta fachada y la del antiguo colegio de la Santa Cruz de Valladolid, de 1491, del que probablemente cogiera prestado el modelo. Hasta principios del siglo XX el altar mayor era un retablo de estilo Renacimiento italiano del siglo XV que fue sustituido en 1903 por el actual. En la parte posterior de la iglesia se encuentra el colegio, de estilo toscano, con una doble galería de arcos de medio punto que data de 1716.

  • Descripción y características

El conjunto arquitectónico está integrado por dos partes perfectamente diferenciadas: La Iglesia y el Colegio propiamente dicho, el conjunto es de una gran sobriedad y elegantes proporciones.

El templo presenta una sencilla planta de cruz latina de única y ancha nave, con capillas hornacinas, y con presbiterio (con balcones laterales para una participación privilegiada en los actos litúrgicos), sobre gradas y coro en alto, también sobre gradas. Bóveda de medio cañón con arcos fajones de refuerzo y lunetos, mientras que sobre el crucero se dispone una cúpula de media naranja con yeserías sobre pechinas.

Digno es de mención el altar mayor y el coro, así como la sacristía y fachada con contrafuertes en la que resalta sobre la puerta de acceso la pétrea estatua ecuestre de Santiago Apóstol.

En la sacristía, muy cerca del techo existe un friso con dos laterales formado por tres filas de cuadros, en número de 54 que son retratos pintados al óleo de otros tantos Papas.

En una sala anexa a la sacristía se han recopilado en un pequeño museo ornamentos litúrgicos, libros del Registro Parroquial desde su instauración a partir de Trento, actas del cabildo colegial, libros de fábrica y de coro, rituales, objetos de culto y otras curiosidades, que nos hablan del esplendoroso pasado de esta Institución en la localidad. Exteriormente caracteriza al templo un voluminoso cimborrio, una esbelta torre y dos portadas de diseño similar. En la principal figura un relieve de Santiago Matamoros en hornacina coronada con frontón. El patio tiene doble galería de arcos de medio punto sostenidos por columnas de orden toscano.

Fue declarada monumento histórico artístico por el Real Decreto de 16 de marzo de 1983.